Para producir un producto superior con una calidad constante en el menor tiempo posible, en todas las zonas de la cámara deben dominar la misma condición climática.

El ventilador de aire radial hace rodar todo el volumen de la cámara varias veces por minuto en intervalos adaptados al proceso y, de esta manera, garantiza que el resultado sea siempre un producto con una calidad constante. Adicional, el sistema de válvulas de cambio de dirección proporciona una circulación de aire dinámica en el producto, con lo que se consigue una uniformidad superior.

Cada uno de sus productos atraviesa el margen de enfriamiento crítico de entre 40 °C y 15 °C de forma rápida y uniforme.

Folleto